América Latina

Fuga del Poder: Adolfo Macías, el Peligroso Capo Ecuatoriano, Escapa de la Cárcel

En un giro dramático, Adolfo Macías, conocido como Fito, ha logrado una audaz fuga de la cárcel, convirtiéndose en el fugitivo más temido de Ecuador. Este es el líder indiscutible de la principal banda criminal del país, sumido en la violencia y la intriga. La historia de su fuga y su reinado en la prisión arrojan luz sobre la compleja red del crimen organizado en Ecuador.

El pasado domingo, las autoridades descubrieron la desaparición de Fito durante un operativo en la cárcel Regional de Guayaquil, donde lideraba desde las sombras. Su escape ha desencadenado una cacería por parte de las fuerzas públicas, desatando alertas y poniendo de manifiesto la inseguridad en el sistema penitenciario ecuatoriano.

Antecedentes del Capo y su Dominio en la Cárcel:

Alias Fito, un hombre de mirada penetrante y rostro adornado con la leyenda “SE BUSCA”, comandaba la banda narcodelictiva conocida como Los Choneros. Originaria de la década de los noventa en la provincia de Manabí, esta banda ha sido clave en el tráfico de drogas hacia Estados Unidos y Europa.

grupo de ws i360

Dentro de la cárcel, Fito no solo cumplía su condena sino que también ejercía un control interno significativo. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos señaló en un informe de 2022 que tenía un trato preferente por parte de las autoridades penitenciarias, consolidando su posición de poder.

La Celebración y el Narcocorrido:

Videos revelan las extravagantes celebraciones que Fito llevaba a cabo dentro de la prisión. Músicos, pirotecnia y hasta un videoclip de un narcocorrido en su honor, donde se le ve saludando, riendo y hasta acariciando un gallo de pelea. Su habilidad para ejercer influencia y mantener un estilo de vida lujoso tras las rejas son reveladores de la complejidad de la situación carcelaria en Ecuador.

Escalada Criminal y Fragmentación de la Banda:

La muerte de otros líderes de Los Choneros llevó a la ascensión de Fito. Graduado de abogado dentro de la cárcel, cumplía una condena de 34 años por delitos como tenencia de armas, tráfico de drogas, delincuencia organizada y asesinato. Su ascenso coincidió con la fragmentación de la banda, antes cohesionada por líderes anteriores.

Sin embargo, tras la muerte de Rasquiña, la banda comenzó a desmoronarse y enfrentar luchas internas. Organizaciones como Tiguerones y Chone Killers se separaron, declarándoles la guerra. Los Choneros perdieron poder frente a alianzas lideradas por Los Lobos, cuyo jefe en Quito también logró escapar de una prisión en Riobamba.

Vínculos Internacionales y Caos Criminal:

Los Choneros, inicialmente dedicados al crimen tradicional, han establecido conexiones con narcotraficantes colombianos y mexicanos. Actualmente, mantienen vínculos con carteles como Sinaloa, el Clan del Golfo y organizaciones balcánicas, según el Observatorio Ecuatoriano de Crimen Organizado.

La fuga de Fito no solo destaca las fallas en el sistema penitenciario, sino que también revela la complejidad de las alianzas y luchas internas en el oscuro mundo del crimen organizado en Ecuador.


Entérate de las noticias más relevantes de Venezuela y el mundo. Únete a nuestros canales de WhatsApp, Telegram y TikTok. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, Instagram y X. ¡Cada Noticia Cuenta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba