Actualidad

Detenidas dos Mujeres lesbianas tras torturar y asesinar un niño en Brasil

Detenidas dos mujeres (lesbianas) que torturaron y mataron a un niño de 4 años en el norte de Manaos, Brasil

Además de la violencia física, el equipo médico también identificó una laceración en las partes íntimas del niño, que presentaba signos de abuso sexual.

En el testimonio, la madre de 33 años explicó que el niño vivía con ella y su pareja desde hacía cuatro meses.

Anteriormente, el niño fue criado por su abuela materna, quien falleció.

telegram e1612389775765 1024x254 1

Tras mudarse con la pareja, el niño quedó al cuidado de la mujer de 31 años, mientras la madre del niño salía a trabajar.

4e428242 e10f 454d a6ff 47099c41a5af

Aún durante el interrogatorio, la madre del niño dijo que no sabía cómo se habían llevado a cabo los ataques, pero que desde la semana pasada había notado hematomas en el cuerpo del niño.

Incluso cuestionó a su acompañante quien dijo que la víctima se había caído.

Según Joyce Coelho, ninguna de las mujeres admitió responsabilidad por los crímenes, pero con base en las pruebas presentadas durante el proceso fueron detenidas en el acto.

Las mujeres fueron imputadas por homicidio calificado, tortura agravada y también por violación en persona vulnerable.


La violencia contra los niños: Un problema que nos interpela a todos

La violencia contra los niños es una problemática que azota a todas las sociedades del mundo, sin distinción de nivel socioeconómico, cultura o religión. Se trata de una realidad que vulnera los derechos fundamentales de los más pequeños, dejándoles marcas imborrables en su desarrollo físico, psicológico y emocional.

¿Qué se considera violencia contra los niños?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la violencia contra los niños como “todo acto de fuerza física o poder deliberado, ya sea en grado de amenaza o efectivo, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones”.

Esta definición abarca una amplia gama de comportamientos, incluyendo:

  • Violencia física: Golpes, azotes, quemaduras, heridas, etc.
  • Violencia sexual: Abuso sexual, violación, incesto, etc.
  • Violencia emocional: Maltrato verbal, insultos, humillaciones, amenazas, etc.
  • Abandono: Negligencia en la atención física y emocional del niño.
  • Explotación: Trabajo infantil, prostitución infantil, trata de personas, etc.

Las consecuencias de la violencia en los niños

Las consecuencias de la violencia contra los niños son devastadoras y pueden afectarlos a corto, mediano y largo plazo. Entre las más importantes encontramos:

  • Daños físicos: Lesiones, enfermedades, discapacidades.
  • Daños psicológicos: Ansiedad, depresión, baja autoestima, estrés postraumático, trastornos del sueño y la alimentación, ideas suicidas.
  • Problemas de aprendizaje y conducta: Dificultades para concentrarse, bajo rendimiento escolar, comportamientos agresivos, delincuencia.
  • Dificultades en las relaciones sociales: Aislamiento, problemas para formar relaciones sanas.
  • Riesgo de repetir el ciclo de violencia: Los niños que han sido víctimas de violencia son más propensos a convertirse en agresores o víctimas en el futuro.

¿Qué podemos hacer para prevenir la violencia contra los niños?

La prevención de la violencia contra los niños es una responsabilidad de toda la sociedad. Es necesario implementar estrategias que aborden las causas profundas del problema, como la pobreza, la desigualdad, la discriminación y la falta de acceso a educación y servicios básicos.

Algunas medidas que se pueden tomar para prevenir la violencia contra los niños son:

  • Promover la crianza positiva: Enseñar a los padres y cuidadores métodos de crianza sin violencia, basados en el respeto, el amor y la comunicación.
  • Brindar apoyo a las familias: Ofrecer servicios de apoyo a las familias que se encuentran en situaciones de riesgo, como pobreza, violencia doméstica o problemas de salud mental.
  • Fortalecer los sistemas de protección infantil: Implementar mecanismos efectivos para identificar y atender a los niños que se encuentran en situación de riesgo de violencia.
  • Educar y sensibilizar a la comunidad: Promover campañas de sensibilización sobre la importancia de proteger a los niños y niñas de la violencia.
  • Crear leyes y políticas públicas: Implementar leyes y políticas públicas que protejan a los niños de la violencia y garanticen sus derechos.

Es importante recordar que todos tenemos la responsabilidad de proteger a los niños y niñas de la violencia. Si observas o sospechas que un niño está siendo víctima de violencia, no dudes en denunciarlo.

Juntos podemos construir un mundo donde todos los niños puedan crecer libres de violencia y alcanzar su máximo potencial.

Recursos para obtener ayuda:

  • Línea Nacional de Atención a Niños, Niñas y Adolescentes (Línea 100): Un servicio gratuito y confidencial que ofrece atención a niños, niñas, adolescentes y sus familias.
  • Fundación Internacional para la Asistencia a los Niños (UNICEF): Una organización que trabaja para proteger los derechos de los niños en todo el mundo.
  • Organización Mundial de la Salud (OMS): Un organismo internacional que proporciona información y recursos sobre la violencia contra los niños.


Entérate de las noticias más relevantes de Venezuela y el mundo. Únete a nuestros canales de WhatsApp, Telegram y TikTok. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, Instagram y X. ¡Cada Noticia Cuenta!

Fuente
Alertas Mundial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *