Zulia

Concejales de oposición y oficialismo protagonizan batalla campal en sesión del Concejo Municipal de la Cañada de Urdaneta

Una sesión del Concejo Municipal de La Cañada de Urdaneta, estado Zulia, terminó en una batalla campal entre concejales de la oposición y el oficialismo este miércoles.

La sesión se realizó para elegir la nueva directiva del concejo, y la tensión se incrementó rápidamente cuando los concejales de la oposición, liderados por Primero Justicia, se negaron a ceder la presidencia a los concejales de la bancada oficialista, que tenía mayoría de votos.

La situación se descontroló cuando los concejales del oficialismo intentaron tomar el control de la sesión, y se produjeron enfrentamientos físicos entre los dos bandos. Hubo golpes, patadas y jalones, y varios concejales resultaron golpeados.

La sesión se suspendió sin que se pudiera elegir la nueva directiva. Sin embargo, se conoció que Ricardo Atencio, de Primero Justicia, logró la presidencia con los votos del chavismo.

Este acuerdo entre Primero Justicia y el oficialismo ha sido criticado por algunos sectores de la oposición, que consideran que es una traición a los ideales del partido. Sin embargo, otros sectores han defendido el acuerdo, argumentando que es necesario buscar acuerdos para poder avanzar en la construcción de un país mejor.

El enfrentamiento entre los concejales de la oposición y el oficialismo es un reflejo de la polarización política que vive Venezuela. La oposición ha acusado al gobierno de Nicolás Maduro de autoritarismo y de reprimir a la disidencia, mientras que el oficialismo ha acusado a la oposición de ser una fuerza desestabilizadora.

El acuerdo entre Primero Justicia y el oficialismo es un giro inesperado en la política venezolana. El partido de Henrique Capriles, que ha sido uno de los principales opositores al gobierno de Maduro, ha reconocido la autoridad del chavismo en La Cañada de Urdaneta.

Este acuerdo podría sentar un precedente para otros acuerdos entre la oposición y el oficialismo. Sin embargo, es probable que sea criticado por algunos sectores de ambos bandos.

El enfrentamiento en el Concejo Municipal de La Cañada de Urdaneta es un recordatorio de la fragilidad de la democracia venezolana. La polarización política ha llevado a la violencia y a la incapacidad de los diferentes actores políticos para llegar a acuerdos.

Es necesario que las partes involucradas en el conflicto busquen una solución pacífica y democrática. El país necesita avanzar en la construcción de una sociedad más justa y equitativa.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba