Fútbol

Tribunal de Justicia de la Unión Europea falla a favor de la Superliga en caso contra UEFA y FIFA

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) emitió un polémico fallo este jueves, por el que se retoman nuevamente las discusiones sobre el futuro del fútbol en el ‘Viejo Continente’.

La corte europea respondió a varias cuestiones planteadas por el Juzgado de lo Mercantil Nº17 de Madrid, principalmente para determinar si la FIFA y la UEFA incurrieron en un abuso de poder al amenazar con sanciones a los principales clubes del continente tras la creación de un torneo alternativo. Una cuestión que, en efecto, afirmaron rotundamente.

Sin embargo, la sentencia de la justicia europea aclaró que no emitirían pronunciamiento alguno sobre el proyecto de la Superliga y su posible autorización.

Dentro de las afirmaciones hechas por el TJUE destacan que:

  • “Las normas de FIFA y UEFA sobre la autorización previa de competiciones de fútbol entre clubes van en contra del derecho europeo”.
  • “La explotación comercial de los derechos (televisivos, entre otros) de ambas competiciones, restringe la competencia”.

La génesis de la Superliga

Este caso inició en abril de 2021, cuando 12 de los clubes más importantes de Europa anunciaron su inscripción en el proyecto Superliga, justo antes de que la UEFA revelara amplias reformas en la Liga de Campeones.

La Superliga, vista como competencia directa de la competición de clubes de mayor renombre, se desmoronó vertiginosamente luego de reacciones negativas de los aficionados y múltiples amenazas disciplinarias tanto de UEFA como de FIFA contra los clubes involucrados.

Nueve de los 12 clubes involucrados, se retiraron en menos de dos días de esta iniciativa que apenas se estaba gestando. Esta docena de instituciones fueron: Real Madrid, Atlético de Madrid, FC Barcelona (España); Tottenham, Liverpool FC, Manchester United, Manchester City, Chelsea y Arsenal (Inglaterra); Inter de Milán, AC Milan y Juventus (Italia).

Las consecuencias del fallo

El fallo del TJUE tiene importantes implicaciones para el futuro del fútbol europeo. En primer lugar, supone un duro golpe para la UEFA y la FIFA, que durante años han tenido un control casi absoluto sobre las competiciones de fútbol en el continente.

En segundo lugar, abre la puerta a la posibilidad de que la Superliga pueda volver a ser una realidad. De hecho, el presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, se pronunció la mañana de este jueves respecto a lo anunciado por la justicia europea.

”Ha llegado el momento que los clubes, sobre todo los que son propiedad de sus socios, tengan un mayor control sobre su futuro y sostenibilidad”, afirmó Laporta en video difundido por las redes sociales del diario Sport de Barcelona.

Sin embargo, es probable que la UEFA y la FIFA intenten buscar una solución para evitar que la Superliga se convierta en una realidad. Una opción podría ser negociar un acuerdo con los clubes involucrados, en el que se les garantice un mayor control sobre sus competiciones, pero sin que ello suponga una amenaza para la competencia.

Sea cual sea el futuro de la Superliga, lo cierto es que el fallo del TJUE ha marcado un antes y un después en el fútbol europeo. Las dos organizaciones que durante años han controlado el deporte rey en el continente ahora deberán afrontar un nuevo escenario, en el que su poderío está siendo cuestionado.

Análisis

El fallo del TJUE es un importante triunfo para los clubes que impulsaron la Superliga. La corte europea ha reconocido que las normas de la UEFA y la FIFA sobre la autorización previa de competiciones de fútbol entre clubes van en contra del derecho europeo.

Esto supone un duro golpe para la UEFA, que durante años ha tenido un control casi absoluto sobre las competiciones de fútbol en el continente. La organización tendrá que buscar una solución para evitar que la Superliga se convierta en una realidad, ya que ahora es más probable que los clubes involucrados intenten volver a poner en marcha el proyecto.

Sin embargo, también es importante señalar que el fallo del TJUE no es una garantía de que la Superliga vaya a ser un éxito. La competición aún tendría que superar otros desafíos, como la falta de apoyo de los aficionados y la oposición de los gobiernos.

En definitiva, el fallo del TJUE es un nuevo capítulo en la batalla por el futuro del fútbol europeo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba