Actualidad

Tragedia en Gansu y Qinghai: El Número de Fallecidos Tras el Terremoto Asciende a 144

En un trágico suceso que ha conmocionado a las provincias de Gansu y Qinghai, en el noroeste de China, el recuento más reciente de las autoridades confirma que el número de fallecidos a causa del devastador terremoto ha alcanzado la cifra desgarradora de 144 personas. Este recuento, proporcionado este viernes, también señala que se reportan tres personas desaparecidas, añadiendo incertidumbre a una situación ya de por sí desoladora.

Desarrollo de la Situación:

El Gobierno de Qinghai ha actualizado las cifras de víctimas en las últimas horas, revelando que el número de fallecidos en la provincia ha aumentado de 22 a 33 desde el último recuento. Además, se informa que 198 personas han resultado heridas en Qinghai, marcando una escalofriante realidad de dolor y sufrimiento en la región. Mientras tanto, en la provincia de Gansu, la cifra oficial de fallecidos se mantiene en 113 desde el pasado miércoles.

El sismo, de magnitud 6,2, tuvo lugar un minuto antes de la medianoche del lunes en la frontera entre Gansu y Qinghai. Las autoridades de Gansu, en una rueda de prensa el jueves, indicaron que 784 heridos están recibiendo atención médica en hospitales de la provincia, y aseguraron que los trabajos de rescate de supervivientes “básicamente han terminado”.

Desafíos y Obstáculos:

Los rescatistas, en una admirable labor, se han enfrentado a condiciones climáticas extremas, con temperaturas descendiendo hasta 14 grados bajo cero. Este desafío se suma a las dificultades inherentes en el acceso al terreno, una zona agreste y montañosa que ha complicado aún más las labores de rescate.

En respuesta a la magnitud de la catástrofe, las autoridades han desplegado suministros esenciales, incluyendo 2.600 tiendas de campaña, 10.400 camas plegables, 10.400 edredones y 1.000 juegos de estufas. Sin embargo, se ha señalado una grave escasez de tiendas de campaña para albergar a los desplazados, resaltando la urgencia de la situación y la necesidad de ayuda adicional.

Impacto en la Infraestructura:

El movimiento telúrico ha dejado una estela de destrucción, dañando o provocando el derrumbe de más de 155.000 viviendas. Además, los servicios básicos como agua, energía, telecomunicaciones y transporte se vieron inicialmente afectados, sumiendo a la región en una crisis integral.

Solidaridad y Respuesta Internacional:

En medio de la tragedia, la comunidad internacional ha expresado su solidaridad. La tragedia en Gansu y Qinghai ha movilizado a diversas organizaciones y gobiernos para brindar apoyo en este momento crítico. La ayuda humanitaria se ha vuelto esencial, y se esperan más esfuerzos coordinados para aliviar el sufrimiento de las personas afectadas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba