Actualidad

Tensión y disturbios en Madrid en una nueva manifestación contra la amnistía

Alrededor de 3.800 personas se concentraron este lunes en la calle Ferraz, sede del PSOE, para protestar contra la amnistía que el Gobierno quiere aprobar para los condenados por el ‘procés’ catalán. La manifestación, impulsada por el colectivo juvenil Revuelta, afín a Vox, fue un paso más allá de las movilizaciones iniciadas el pasado viernes.

En esta ocasión, la asistencia se ha multiplicado y también los problemas. Si la semana pasada no hubo ningún incidente, en esta ocasión los agentes de la UIP se han visto obligados a actuar, dispersando a los sectores más radicales de los allí presentes en dirección a la calle Princesa.

Una fuerte línea policial, custodiada por varias furgonetas, eran los encargados de ’empujar’ a los manifestantes fuera de la calle Ferraz mientras lanzaban gases lacrimógenos. Los contenedores de basura se han usado de protección por los manifestantes y las bolsas de basura se lanzaban como arma arrojadiza, mientras la Policía hacía uso de sus porras para intentar contener a la masa.

“Es un orgullo ser español”, “Pedro Sánchez a prisión” y “No es un presidente, es un delincuente” eran las proclamas que gritaban los manifestantes mientras la tensión iba en aumento. Entre los presentes en este tercer día de protestas, se han podido apreciar individuos con una estética diferente y una más actitud beligerante y violenta que en los días anteriores. Algunos de ellos incluso embozados para cubrir su rostro cuando se enfrentaban a los agentes. También, han encendido bengalas rojas que recordaban a las usadas durante las marchas por la muerte de José Antonio Primo de Rivera cada 20 de noviembre en Madrid.

La concentración ha contado con el respaldo de Santiago Abascal y otros dirigentes de Vox. El líder de la formación ultraconservadora, de hecho, alentó este lunes una “movilización constante” en las calles contra Pedro Sánchez y la amnistía. La primera parada ha sido frente a Ferraz, donde el propio Abascal ha denunciado de nuevo el “golpe de Estado” contra la Constitución. “Tenemos el deber de estar en la calle”, ha declarado, cuando la marcha todavía no había derivado en disturbios. También ha asistido el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, y el portavoz del partido en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith.

La manifestación en Ferraz ha sido una más entre las movilizaciones en toda España contra la amnistía. Según la plataforma Revuelta, han sido hasta doce en diferentes ciudades de todo el país. El objetivo es que las convocatorias se repitan durante los próximos días. Vox ya ha asegurado que asistiría a cada una de ellas, aunque el PP no ha secundado esta estrategia. La única figura cercana a los populares que se ha personado fue Esperanza Aguirre el pasado viernes.

La de este lunes es la tercera ocasión en la que se producen concentraciones en la calle Ferraz desde que Sánchez pactó con ERC una ley de amnistía que favorecería a los procesados del ‘procés’ catalán. En ningún caso hubo disturbios.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba