Fútbol

Real Madrid y Barcelona, los grandes beneficiados de los derechos televisivos de LALIGA

LALIGA ha publicado el reparto de ingresos por los derechos televisivos de la temporada 2022/23, que asciende a los 1.525,1 millones de euros.

Como era de esperar, Real Madrid y Barcelona son los grandes beneficiados, con 161 y 160 millones de euros, respectivamente. Los dos clubes madrileños se llevan más de la mitad de los ingresos totales.

El Atlético de Madrid es el tercer club que más recibe, con 122 millones de euros. Le siguen Sevilla (104 millones), Valencia (82 millones), Betis (78 millones) y Villarreal (75 millones).

Los tres clubes que descendieron la temporada pasada, Deportivo Alavés, Levante y Granada, son los principales beneficiados de la compensación por descenso, con 94 millones, 90 millones y 86 millones de euros, respectivamente.

El reparto de ingresos se basa en dos criterios principales:

  • Resultados deportivos: Las cinco últimas temporadas, dando mayor importancia a las campañas más recientes.
  • Masa social: Generada a partir de las audiencias (2/3 del total) y de la venta de entradas y abonos (1/3).

En el caso de los resultados deportivos, el Real Madrid recibe el 17% del total, seguido del Barcelona (16%), el Atlético de Madrid (15%), el Sevilla (14%) y el Valencia (13%).

En cuanto a la masa social, el Real Madrid también es el club que más recibe, con 30% del total, seguido del Barcelona (29%), el Atlético de Madrid (28%), el Sevilla (27%) y el Valencia (26%).

El reparto de ingresos por los derechos televisivos es una de las principales fuentes de financiación de los clubes de fútbol. En el caso de LALIGA, representa el 70% de los ingresos totales.

El reparto de ingresos por los derechos televisivos de LALIGA sigue siendo muy desigual, con Real Madrid y Barcelona acaparando la mayor parte de la tarta.

Esta situación se debe a varios factores, como la gran popularidad de estos dos clubes, su éxito deportivo y su capacidad para generar ingresos a través de otros canales, como el marketing o la venta de merchandising.

El reparto de ingresos basado en los resultados deportivos también contribuye a perpetuar esta desigualdad, ya que favorece a los clubes que ya son los más exitosos.

En los últimos años, se han propuesto varias alternativas para tratar de reducir esta desigualdad, como la introducción de un tope salarial o un reparto de ingresos más equitativo. Sin embargo, estas propuestas han encontrado la oposición de los clubes más grandes, que se resisten a perder su posición privilegiada.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba