América Latina

Presidente colombiano denuncia intento de grupos armados por controlar el Cauca tras ola de violencia

El presidente colombiano, Gustavo Petro, ha hecho frente a la escalada de violencia en el departamento del Cauca, donde recientemente seis indígenas y un alcalde fueron asesinados. En declaraciones, Petro señaló que la violencia en la región es el resultado de un intento por parte de grupos armados de tomar el control de comunidades, aprovechando la conflictividad interétnica y el poder de las economías ilícitas.

A través de su cuenta en redes sociales, el jefe de Estado llamó a la resistencia del movimiento popular frente a estos intentos de control basados en el miedo y la muerte. Petro aseguró que el Estado está comprometido con la paz y el bienestar de la población y destacó que en 2024 el Gobierno estará apoyando la movilización popular contra la violencia, así como impulsando la transición de economías ilícitas a lícitas.

La preocupación por la violencia en el Cauca se intensifica después de una serie de eventos, incluyendo una masacre en un cabildo indígena y el asesinato del alcalde de Guachené, Élmer Abonía Rodríguez. Las autoridades responsabilizan a la columna ‘Dagoberto Ramos’, una disidencia de las antiguas FARC, por estos actos violentos.

La respuesta del presidente Petro busca abordar la crisis en el Cauca y ofrecer apoyo a la población afectada. La violencia en la región ha generado críticas hacia el mandatario, quien enfrenta demandas de medidas concretas para garantizar la seguridad y cumplir con su promesa de “paz total”. La situación, además, destaca la urgencia de abordar los desafíos relacionados con los derechos humanos y la seguridad en el país.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba