Actualidad

CIJ se declara competente para atender solicitud de Guyana sobre el Esequibo y emite medidas provisionales

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) se declaró competente para atender la solicitud de medidas provisionales solicitadas por Guyana contra Venezuela sobre el Esequibo. En tal sentido emitió dos órdenes de carácter vinculante para las partes.

Durante una audiencia en La Haya, la jueza presidenta de la CIJ, Joan Donoghue, afirmó que «hasta tanto se adopte una decisión final de la controversia, Venezuela se abstendrá de tomar medida alguna que modifique la situación del territorio bajo administración de Guyana».

Asimismo, instó a las dos partes a no ejecutar acciones que «pudieran agravar la controversia sometida a la Corte».

Cabe destacar que el Tribunal no se refirió a la realización del referendo sobre el Esequibo.

El pasado 15 de noviembre, Georgetown pidió ante la Corte la suspensión de la consulta, alegando que abre el camino para que Caracas anexione el territorio en reclamación «por cualquier vía».

Ante esta acusación, el Estado venezolano recordó que no reconoce la jurisdicción de la CIJ para dirimir el tema del Esequibo y que solo ejercerá su soberanía a través del voto.

El 29 de marzo de 2018, Guyana inició un procedimiento contra Venezuela en la Corte con el fin de “confirmar la validez legal y efecto vinculante del Laudo Arbitral de París» con respecto al límite entre ambas naciones.

El Laudo Arbitral de París de 1899 adjudicó el territorio del Esequibo a Gran Bretaña, que en ese entonces administraba Guyana. Venezuela ha rechazado el laudo desde su firma y reclama la soberanía sobre el territorio, que abarca unos 160.000 kilómetros cuadrados.

La CIJ debe pronunciarse sobre el fondo de la controversia en un plazo de dos años.

La decisión de la CIJ de declararse competente para atender la solicitud de medidas provisionales es un paso importante en la disputa territorial entre Venezuela y Guyana.

Las dos órdenes emitidas por el Tribunal son vinculantes para las partes y representan un esfuerzo por evitar que la controversia se agrave en el corto plazo.

La orden de que Venezuela se abstenga de tomar medidas que modifiquen la situación del territorio bajo administración de Guyana es particularmente importante, ya que el referendo sobre el Esequibo está previsto para el próximo domingo 3 de diciembre.

La CIJ no se refirió a la realización del referendo, pero es posible que la decisión de emitir medidas provisionales sea un indicio de que el Tribunal no considera que el referendo sea un obstáculo para el proceso judicial.

La decisión de la CIJ es un nuevo desafío para Venezuela, que ha rechazado la jurisdicción de la Corte y no reconoce el Laudo Arbitral de París.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba