Actualidad

CIJ ordena a Venezuela abstenerse de tomar medidas que agraven la disputa sobre el Esequibo

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitió este viernes un auto en el que ordena a Venezuela abstenerse de tomar medidas que agraven la disputa sobre el Esequibo, territorio en disputa entre ambos países desde hace más de 100 años.

La CIJ consideró que existe un “vínculo” entre los derechos que reclama Guyana y las medidas solicitadas contra el referendo sobre el Esequibo. La juez presidenta de la CIJ, Joan E. Donoghue, aseguró que “Guyana busca proteger los territorios adjudicados en el Laudo de París. La Corte considera que el derecho de Guyana es plausible”.

En concreto, la CIJ ordenó a Venezuela abstenerse de tomar medida alguna que modifique la situación del territorio bajo administración de Guyana, así como de cualquier acción que pudiera agravar la controversia sometida a la corte o dificultar su resolución.

El referendo consultivo que celebrará Venezuela este domingo es no vinculante y preguntará a los ciudadanos si reconocen la jurisdicción de la CIJ para resolver la controversia territorial (pregunta 3) y si aprueba anexar la Guyana Esequiba, territorio en disputa de unos 160.000 kilómetros cuadrados, como un estado e incorporarlo al mapa de territorio venezolano (pregunta 5).

Guyana presentó una solicitud de medidas provisionales ante la CIJ a finales de octubre por considerar que Venezuela no debe celebrar el referendo hasta que la CIJ se pronuncie sobre los temas de fondo para determinar si el Laudo Arbitral de 1899 es válido.

El Estado venezolano solicitó rechazar la solicitud y advirtió que “nada evitará la realización del referendo previsto para el 3 de diciembre”.

Guyana argumentó que el referendo busca obtener respaldo popular para rechazar la jurisdicción de la CIJ en la disputa territorial y, tras la consulta, anexar el territorio en disputa por la fuerza.

Venezuela no reconoce la jurisdicción de la CIJ y sostiene que el Acuerdo de Ginebra de 1966 es el “único instrumento válido” para resolver la controversia.

En 2018, Guyana acudió unilateralmente a la CIJ, principal órgano judicial de la Organización de Naciones Unidas (ONU), para pedir resolver el diferendo.

La CIJ se declaró “competente” para examinar la disputa fronteriza, lo que ha sido objetado por Venezuela.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba