Actualidad

Cambio Diplomático en Argentina: Javier Milei no Designará Embajadores a Venezuela, Cuba y Nicaragua

En un giro diplomático sin precedentes, el presidente de Argentina, Javier Milei, ha anunciado que no designará embajadores en Venezuela, Cuba y Nicaragua, marcando un cambio explícito en la política exterior argentina. Esta decisión no solo tendrá un impacto directo en las relaciones con los gobiernos de esos países, sino que también influirá en el escenario internacional, especialmente en Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA).

La decisión de Milei representa un quiebre con la política previa de la administración de Alberto Fernández, que mantenía alineamientos con los mandatarios Miguel Díaz-Canel, Daniel Ortega y Nicolás Maduro. La nueva postura del presidente argentino cambiará el panorama diplomático en la región y afectará las relaciones con otros países latinoamericanos, como Brasil, Colombia y México.

El presidente Milei, en sus antagónicas ideológicas con su predecesor en Balcarce 50, ha dejado claro su apoyo a la oposición de Maduro en Venezuela, su voto en contra de Nicaragua en la OEA y su condena a Cuba en los organismos multilaterales de derechos humanos. La canciller Diana Mondino ha recibido instrucciones precisas sobre esta nueva dirección diplomática.

En contraste con el gobierno kirchnerista, Milei ha optado por no designar embajadores políticos en La Habana, Managua y Caracas. La Cancillería mantendrá únicamente la actual representación formal en esos estados, siguiendo una línea similar a la adoptada con el régimen fundamentalista de Irán.

El presidente Alberto Fernández había enviado anteriormente a Luis Alfredo Ilarregui (Cuba), Daniel Capitanich (Nicaragua) y Oscar Laborde (Venezuela) como embajadores, quienes tuvieron roles destacados en situaciones geopolíticas complejas, caracterizándose por silencios o protagonismos controversiales.

La primera señal del cambio de Milei respecto a Cuba, Nicaragua y Venezuela se manifestó durante la ceremonia de asunción presidencial, donde Díaz-Canel, Ortega y Maduro no fueron invitados a los actos oficiales por decisión directa del líder de La Libertad Avanza. En una línea diplomática coherente, el presidente también eliminó a Ebrahim Raisi de Irán de la lista de invitados.

Este nuevo enfoque en la política exterior argentina promete reconfigurar las dinámicas regionales y globales, estableciendo un precedente para la diplomacia bajo la administración de Milei.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba