Venezuela

Alerta Sanitaria: Resistencia Bacteriana Amenaza la Salud en Venezuela

En un escenario preocupante para la salud en Venezuela, la resistencia bacteriana se erige como una amenaza creciente, según advierten expertos y autoridades sanitarias. Patricia Valenzuela, presidenta de la Sociedad Venezolana de Infectología, destaca la falta de un amplio abanico de antibióticos en el país, lo que agrava la situación. En esta Semana Mundial de Concientización sobre el Uso de los Antimicrobianos, la gravedad de este problema se hace evidente.

Resistencia Bacteriana: Más Allá de los Antibióticos

La resistencia bacteriana, en términos de resistencia a los antimicrobianos, es un problema de salud pública en Venezuela, alerta Valenzuela. La carencia de nuevas familias de antibióticos en la industria farmacéutica y la llegada de medicamentos por canales ilícitos contribuyen a este fenómeno. La situación se agrava al no contar con el abanico de opciones terapéuticas disponible en otras partes del mundo.

El infectólogo Santiago Bacci subraya la importancia de los antibióticos en la medicina moderna, desde unidades de cuidados intensivos hasta cirugías complejas. Sin embargo, la producción mundial de antibióticos ha sido escasa, y el riesgo y el costo asociados con su desarrollo han llevado a que la industria farmacéutica se centre en otros renglones, como antihipertensivos y medicamentos contra el cáncer.

Escasez y Resistencia: Un Círculo Vicioso

La escasez de medicamentos en Venezuela desde 2017 ha afectado también a los antibióticos. La llegada de fármacos por vías no reguladas aumenta el riesgo de ilícitos farmacéuticos, contribuyendo así a la resistencia bacteriana. Valenzuela destaca la necesidad de mejorar las opciones terapéuticas y la manera de hacer diagnósticos en el país.

La resistencia bacteriana afecta no solo a las infecciones hospitalarias sino también a aquellas presentes en la comunidad. Microorganismos como el estafilococo dorado, la Escherichia coli y el neumococo se vuelven cada vez más resistentes a los tratamientos convencionales. Infecciones de piel, infecciones urinarias y neumonías enfrentan ahora la amenaza de bacterias que no responden a los antibióticos disponibles.

Desafíos y Perspectivas Futuras

El diagnóstico de resistencia bacteriana se vuelve crucial, pero la falta de recursos y tecnología en los hospitales públicos limita la realización de pruebas como el antibiograma. La resistencia bacteriana es un fenómeno natural, pero su avance acelerado en Venezuela preocupa a los médicos, quienes señalan la necesidad urgente de nuevas estrategias y enfoques para frenar su propagación.

Santiago Bacci destaca que la resistencia bacteriana es un fenómeno que no se puede detener, pero su avance puede ralentizarse con un uso correcto de los antibióticos. Sin embargo, la falta de acceso a nuevos medicamentos y el riesgo de enfrentar una nueva pandemia sin antibióticos eficaces plantea un escenario incierto para el futuro de la salud global.

En resumen, la resistencia bacteriana en Venezuela se presenta como un desafío significativo para el sistema de salud. La falta de acceso a nuevos antibióticos, la escasez de medicamentos y la propagación de bacterias resistentes aumentan la complejidad de los tratamientos. La concientización y la acción inmediata son clave para abordar este problema y garantizar un futuro más saludable.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba